top of page
  • Foto del escritorLa cocina de Bárbara

Albóndigas de toda la vida

¿A quién no le gusta un buen plato de albóndigas caseras, con su salsa rubia y un buen acompañamiento, por ejemplo de patatas? Era un plato fundamental en casa de mis padres, infancia y adolescencia incluidas. Y ahora lo es también en la mía. Suaves y con una salsa melosa, la receta de las albóndigas de ternera de casa es de aquellas de toda la vida y que no tienen fallo. Un segundo plato perfecto para cualquier ocasión, algo entretenido en su elaboración, pero más sencillo de lo que puede parecer a los menos atrevidos. Tanto, que el triunfo está asegurado.


Admiten acompañamientos de todo tipo, aunque reconozco que con patatas me parece la mezcla perfecta. El aderezo de las patatas, con un toque fresco de hierbabuena, es un buen contraste. Algo de pimienta negra recién molida le da también mucha personalidad al plato. Y en cuanto a la salsa, lo mismo admite ser aromatizada con algún vino generoso, con hierbas varias, o incluso con toques más exóticos como la cúrcuma o el curry. Cuando me apetece un viaje al pasado, me ciño a la receta de albondigas de ternera de siempre y me dejo llevar por ese sabor tan familiar, pero las albóndigas dan mucho juego para investigar en el "laboratorio en la cocina", así que es un buen momento para dar rienda suelta a las mentes creativas.


receta de albóndingas

Ingredientes:


  • Carne de vacuno picada, por ejemplo 800 gr. para cuatro, y que sobren

  • 1 diente de ajo

  • 1 huevo

  • Pan rallado, lo que admita la mezcla

  • Leche

  • Perejil picado fresco (o del congelado)

  • Sal y pimienta al gusto

  • Aceite para freír

  • Harina


Para la salsa:

  • 1 cebolla grande

  • Un toque de comino, y/o de nuez moscada

  • Sal y pimienta al gusto




Preparación:


Lo primero es preparar la mezcla de carne para las albóndigas. Ideal pedir un trozo de carne para picar, alguna pieza que sea jugosa pero sin mucha más grasa que la naturalmente entreverada. En un plato hondo mezclo la carne picada con pan rallado y leche. Amaso la mezcla hasta que se integra todo, y le pongo un majado de perejil, ajo y sal gorda.

Cuando está integrado, le añado un huevo, que mezclo también para ligarlo todo.

A partir de ahí, formo las albóndigas con la mezcla obtenida en el paso anterior. Lo suyo es mantener un estándar de tamaño, ni tan pequeño como para que se eternice la tarea, ni grandes como si fueran raciones individuales. Yo apuesto por un tamaño intermedio para que no se reseque ni se sobre cocine, ni en su paso por la sartén ni en su paso por la olla.

En una sartén grande, caliento aceite para freír las albóndigas. Pasadas por harina primero, las voy friendo a fuego medio alto para que se doren por fuera sin necesidad de esperar a que estén hechas por dentro. Según las voy retirando de la sartén, las coloco en el fondo de la olla en la que terminarán el proceso.


El video:

albóndigas de ternera


Cuando ya están todas listas, retiro el exceso de aceite de la sartén, y dejo los restos de harina. Con esa base discreta de aceite en la sartén, vuelvo al fuego medio y le añado cebolla micronizada, hasta que se dore. Cuando ya parece que se quiere transparentar, añado una cucharada de harina (o un par), y le doy unas vueltas para que coja ese color dorado de la salsa rubia. Enseguida le añado agua dando vueltas para conseguir una salsa homogénea.

Lo dejo unos minutos, y lo vuelco en la olla sobre las albóndigas impacientes, hasta cubrirlas. Si calculamos mal y falta salsa, se añade agua en ese momento sin problema.

Ya todo junto, añado pimienta, algo de sal, comino o nuez moscada o las dos cosas, según el día...y se deja al chup chuphasta que las burbujas de la cocción engordan.

Y ya estarían listas para servir, por ejemplo, acompañadas de patatas que podemos dejar listas al microondas, como decía al principio. Admite muy bien romero o tomillo, o unas hierbas provenzales. Pueden ir en la patata o en la carne, que es una de las cosas que me encantan de este plato, que combina muy bien con todo. Por ejemplo, el típico mar y montaña de albóndigas con calamares, o albóndigas con vegetales variados también funciona, como por ejemplo unos que preparo con pimientos rojos. Dejo aquí alguna foto también para que se vea el pintón que tienen.

Y todo listo para servir.

¡Que aproveche!


receta de albóndigas




41 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page