• La cocina de Bárbara

Musaka en hojaldre

Con premiso de Grecia y su deliciosa cocina, los ingredientes principales de la musaka están presentes en esta versión sobre hojaldre. Berenjenas, carne -en este caso de ternera en vez de cordero-, tomate y una bechamel que en este caso incorpora el toque especial del queso fresco. Cada ingrediente en su punto, y algún detalle más, como el queso o la albahaca, que nos acercan un poco más a los aromas de la lasaña, al menos a la receta de casa, y todo sobre una base de hojaldre que le da una consistencia muy interesante.


Sin ser tampoco una receta rapidísima de hacer, no hace falta estar toda la mañana liada en la cocina, y lo bueno es que se puede dejar hecha con cierta antelación a la llegada de posibles invitados sin peligro de malograr el resultado.




Ingredientes:


Carne picada de ternera

Perejil

Cebolla

Tomate natural triturado

Finas hierbas (o unas provenzales, por ejemplo)

Un vasito de vino generoso

Berenjenas

Tomates Cherry

Albahaca

Queso rallado de gratinar (mejor tipo emmental, pero eso al gusto)

Hojaldre

Para la bechamel:


Leche

Sal

Mantequilla

Queso fresco

Nuez moscada




Preparación:


Se trata de ir por partes, simultaneándolas según los tiempos de cada proceso; en realidad como siempre. En cuanto a las cantidades, si es para cuatro, por ejemplo, redondeo a unos 500 gramos de carne, y a partir de ahí el resto de los ingredientes en la proporción que pide la carne. Eso sí, la berenjena necesita protagonismo, así que berenjena en abundancia.

Nos ponemos manos a la obra. Lo primero, corto las berenjenas en rodajas no muy finas, y las dejo en agua fría con sal y limón para que no se oxiden, y porque además de esta forma cuando las ponga en la plancha con unas gotas de aceite, no lo absorberán de esa forma voraz en la que suelen hacerlo.

Lo siguiente, siempre y cuando el hojaldre ya lo tengamos hecho (por cierto, tengo una receta de falso hojaldre que se hace rápido y es más que resultón), es empezar directamente por la preparación de la carne para el relleno. La preparo en sartén generosa, en la que pocho la cebolla cortada fina, añado tomate natural triturado, y al cabo de unas cuantas vueltas añado enseguida la carne picada. Lo dejo a fuego medio, removiendo de vez en cuando, y cuando ya está en marcha con el color cambiado, añado perejil, finas hierbas y el vino generoso.

Mientras se va haciendo la carne, recupero las rodajas de berenjena y las paso por la plancha a fuego medio primero, que se tomen un tiempo, y cuando ya estén medio tiernas, les doy el toque tostado con fuego fuerte.

Carne en la sartén chup chup y berenjenas a la bartola en la plancha: me pongo con la bechamel. Como luego va al horno, no la dejo en su punto, ya que espesaría demasiado. La receta de la bechamel, más o menos la misma de siempre, con la diferencia de que reduzco la cantidad de harina a la mitad de lo habitual (lo mínimo para ayudar a que ligue), y lo mismo con la leche, que preparo batida con queso fresco; tanto queso fresco como leche de menos. Así que la receta empieza más o menos como es habitual. Primero los 50 gramos de mantequilla al cazo, cuando ya más o menos está derretida añado una cucharada de harina, la remuevo hasta que alcanza ese punto de roux, y sobre ese preparado añado la leche con el queso fresco integrado. Un rato de vueltas a fuego medio, un toque discreto de nuez moscada para que aporte personalidad pero sin que se note, y listo. Unos 10 minutos, calculo.


A estas alturas las berenjenas ya deberían estar, y la carne, casi. Me pongo con el horno, precalentado a 200ºC, en el que meto la masa de hojaldre bien estirada y recién sacada de la nevera para que esté bien fría. Le dejo el papel por encima y al sacarla a los 10 minutos, aplasto con cariño el centro abombado. Con cariño, y con cuidado para no quemarme, vaya, con el guante de horno puesto.

Durante el tiempo del primer pase del hojaldre por el horno, paso unas mitades de cherrys por la plancha con albahaca. Si es seca la añado casi a la vez, y si es fresca más al final.

Ahora sólo queda montar las capas y al horno. Sobre el hojaldre pongo primero una capa de berenjenas, luego una de carne, los cherrys y de nuevo berenjenas. Como lleva el hojaldre de base a mí me funciona muy bien así, pero se puede repetir la operación para hacer dos capas de carne, siempre rematando arriba con las berenjenas.

Pongo el queso rallado por encima, igual espolvoreo un poco de orégano que también le va bien, aunque marca mucho el sabor, y eso sí, unas hojas de albahaca fresca por encima. Listo para el horno que ya teníamos a 200ºC, y esta vez unos 15 o 20 minutos. Siempre vigilando, ya que según el horno puede que admita hasta media hora. Cuando los bordes del hojaldre están bien dorados y el aspecto sea éste, lo más probable es que el plato esté en su punto.

¡Que aproveche!


El video:


12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ous en niu

Roast beef