• La cocina de Bárbara

La fideuá rápida de Munota

Esta artesana de las joyas regentaba Mas Carlons, una masía de turismo rural que lamentablemente ya no está abierta. Pero fueron muchos años de gloria, resultado de un intenso trabajo, una dedicación completa, y una maestría en la cocina que merece la pena rescatar aquí.


Al mando de los fogones, Mónica Eguilar, que era capaz de gestionar los stock de frescos y no frescos, los congelados y las cantidades para dar de cenar lo mismo a 5 que a 20 comensales. Una cocina deliciosa, variada, muy de la tierra y de su familia, de Tarragona. Mónica tenía siempre el truco perfecto a punto, la idea práctica y la agudeza para solucionar los tiempos sin utilizar atajos inconvenientes. Esa ha sido y es su manera de garantizar el acierto.

Es difícil escoger un plato estrella entre su amplio repertorio, que conozco bien. Así que no puedo empezar con “uno de mis preferidos es..." De momento, Mónica y yo hemos escogido la receta de su fideuá rápida, que en 40 minutos está lista ¡y es espectacular! Sólo gambas, sin más tropezones que, aunque pueda sorprender, a menudo a más de uno le estorban.



Ingredientes:

Fideos número cero (de los más finos, 500 gr)

Gambones congelados (2 por persona, por ejemplo)

Caldo de pescado (si es casero bien, pero hay opciones en tetrabrick buenísimas)

Tarro de tomate casero

Ajo

Aceite

Sal

La receta paso a paso:

Primero pone un poco de aceite en la paella (yo con la de inducción utilizo sartén grande no muy profunda y también funciona) y sofríe un ajo partido por la mitad hasta que los trozos queden tostados. Se retiran.

Se pasan los gambones descongelados por el aceite a fuego alegre y muy rápido, que se tuesten pero que queden crudos por dentro. Se retiran.

En ese aceite, se sofríen los fideos dando alguna vuelta para que queden dorados oscuros, pero que no se quemen. No se trata de buscar un resultado homogéneo en color. Se reservan.

En una cazuela con aceite pone tomate frito de tarro (hay varias marcas que consiguen unas salsas realmente caseras), le da un par de vueltas para que se sofría un poco más, y vierte el caldo de pescado, reservando una parte.

En ese caldo aparte echa las cabezas de las gambas y las bate bien. El objetivo es que las gambas suelten todo su sabor y jugo. Mónica confiesa que cuando tiene prisa las pasa por la thermomix unos 20 minutos y así quedan absolutamente trituradas. Normalmente utiliza la batidora, y aunque siempre queda algo sólido, cuando le llega su turno utiliza un colador y solucionado. En cualquier caso, es imprescindible ser insistente con el triturado de la mezcla.

Entonces recupera la paella con los fideos tostados que había reservado. Lo primero, vierte el caldo de pescado y tomate sobre los fideos a fuego medio. Importante que queden los fideos cubiertos; en nada estarán hechos, que son muy finos. Tal vez 3 minutos. Justo antes de que queden secos, añade el caldo concentrado de los gambones con colador, remueve un poco y enseguida le pone una pizca de sal y coloca los gambones por encima.

Antes de servir y ya con el fuego apagado, los deja reposar un poco y, como dice ella, “si se quedan algo pegados al fondo, mejor, como el socarrat del arroz”.


Aún cabe un último toque visual: presentar el plato con los fideos de punta (fideos asustados) es tan fácil como darle un golpe de gratinado en el horno. Así es como Mónica consigue ese efecto final.

Y ya está lista para llevar a la mesa.



Sobre Mónica:

Mónica Eguilar (MUNOTA) es diseñadora de joyas. Le gusta experimentar y es capaz de combinar la plata de sus amores con materiales tan inesperados como el cemento. Su trabajo es cien por cien artesano, aunque Mónica en realidad es una artista. Su especialidad es la joyería personalizada y sus filigranas de plata se encuentran hasta en el MOMA de Nueva York.


www.munota.com

https://www.munota.com/joya-y-diseno/

https://www.munota.com/la-artista/

Instagram @munota #munota

Facebook @munotaart