• La cocina de Bárbara

De huevos y patatas

Actualizado: abr 29

Huevos escalfados sobre una base de patata panadera semi frita, con espinacas frescas y un toque de salmón ahumado. Por supuesto todo bien condimentado, con pimienta, un poco de ajo, cayena para los amantes de lo picante. Por ejemplo. A partir de aquí, al gusto, se puede cambiar la pimienta por albahaca o el ajo por perejil. Todo vale.


Uno de mis últimos experimentos. Lo he probado con espinaca porque justo tenía unos manojos frescos, pero combina perfecto con cualquier verdura. Cambiará el orden de cocción en función de los tiempos de cada ingrediente, pero eso se calcula fácil. Os cuento como hice este.


El salmón (crudo, por supuesto) lo podemos sustituir por lo que queramos, desde unas lonchas de jamón o lomo (en sus versiones ibéricas más sabrosos, claro), hasta otros marinados como el bacalao, o unas gambas. Sí elegimos gambas, las incorporamos a la sartén cuando estemos cerca del resultado final, un par de minutos antes de añadir los huevos.


Empezamos con una base de patatas cortadas en rodajas finas que colocamos en capas en la sartén en la que ponemos aceite. Primero a fuego fuerte, para que se tuesten, y les vamos dando alguna vuelta. Cuando tienen color, entonces añadimos la verdura, bajamos el fuego y tapamos. Las espinacas tienen mucha agua así que ayudan a la cocción de la patata, que quedará crujiente por fuera y tierna por dentro.


Cuando se ha consumido el agua, entonces echamos los huevos con cuidado de que no cuaje la yema pero sí la clara. Para conseguirlo, vamos moviendo delicadamente la patata para que la clara encuentre los huecos hasta el fondo de la sartén y vaya cuajando.


Los condimentos (pimienta molida por encima por ejemplo), al final. A nos ser que pongamos perejil, que entonces mejor lo incorporamos al principio junto con la patata.


El toque de sal al final, si es Maldon sobre la yema está perfecto.


Otras variantes


Si no tienes alguno de los ingredientes (excepto patata y huevo, que son fundamentales en esta receta) te sugiero alternativas. En verduras, lo que queramos: calabacín, pimiento, brécol, berenjena. También con un surtido de setas frescas es una mezcla deliciosa (en este plato con espinacas utilicé condimento de setas secas, que también combina a la perfección).


28 vistas