• La cocina de Bárbara

Cous cous de coliflor en tartar

Las posibilidades son tantas como días tiene el verano. Con unos sencillos moldes metálicos para montar los platos, y alguna idea de combinar capas de alimentos frescos y bien condimentados, se pueden preparar tartaletas de lo más variado, a modo de tartar. Con una base de cous cous de coliflor, aguacate, lentejas y salmón marinado, se construye un plato como este. Está tan rico como parece.


Se prepara en un momento. La combinación es fresca y ligera, y resulta un plato bien equilibrado y saludable, ideal para una cena veraniega, simplemente con unos palitos de pan crujientes para acompañar.



Ingredientes por capas:

  • Coliflor con un toque de vapor, triturada.

  • Mayonesa con cilantro para el cous cous de coliflor

  • Limón

  • Lima

  • Aguacate con cebolla, pimiento verde, pimienta y sal

  • Lentejas frías

  • Salmón marinado

  • Aceite de oliva

La primera capa es la de coliflor. Me gusta primero darle un toque de vapor; se podría hacer en crudo, pero prefiero suavizarla un poco. En cualquier caso tiene que estar bien entera, para que funcione el triturado. Lo hago con el vaso de triturar de la batidora, lo suficiente para dejar una textura lo más parecida al cous cous, granulada, en ningún caso desecha. Para darle un cierto gusto exótico y fresco, la mezclo con una mayonesa ligera casera que lleva cilantro, limón y lima. La cantidad de mayonesa, la que pida la coliflor triturada para ligarla a modo de masa. Ni más, ni menos.



La segunda capa la preparo con aguacate. Le da color y combina perfecto en textura y sabor. La capa de aguacate va con cebolleta de ensalada fresca micronizada, y algo de pimiento verde también triturado. Éste es simplemente testimonial, que si me paso en cantidad marca demasiado el sabor. Este preparado lo aliño con sal y pimienta negra.

Una vez colocada la segunda capa, más fina que la primera porque me gusta el predominio del cous cous, por encima añado unas lentejas ya cocidas y frías, y para coronarlo, unos lomos de salmón marinado cortados generosos. Esta es una opción, pero si en vez de salmón preferimos anchoas, por ejemplo, también es una elección fantástica.


En todo caso, me parece una recomendación muy acertada para cenas con invitados. Se puede preparar un variado de tartaletas como esta, con diferentes finales, y montar una bandeja de lo más colorida. Además se puede dejar preparado con antelación y en el frigo aguantan perfectamente.

Cuando ya está en el plato, un poco de aceite de oliva por encima y ¡listo para degustar!