• La cocina de Bárbara

Simplemente churrasco

Al horno, con unas ramas de tomillo y romero recién cogidas, un poco de sal, pimienta y aceite de oliva. Queda tierno y sabroso. Parece que sólo va a ser hueso, pero no. Una tira por persona, con un buen acompañamiento de ensalada fresca al gusto, es una comida perfecta.

Prepararlo no da trabajo. Es tan fácil que la receta se queda en nada. La clave, rociarlo bien con un aceite de oliva intenso, como puede ser la variedad Picual, por ejemplo, y 40 minutos al horno. Precaliento a 200ºC, meto la carne 10 minutos a esa temperatura, y luego 30 minutos más a 180ºC. Con esto aseguro que quede tierna.


Para potenciar el sabor y que el resultado sea de chuparse los huesos, romero, tomillo, sal por supuesto y pimienta, si es aromática mejor que mejor. Yo normalmente utilizo una que tengo de Guinea (Grains of paradise).

El único reto es que se te ocurra. Normalmente no caigo, pero cuando sí, triunfo total. Aparte de la ensalada, un acompañamiento de patatas también al horno, y unos pimientos verdes a la plancha (o de los rojos de mi casa), terminan de convertir este plato en una excelente propuesta de menú.



El churrasco:


El churrasco es una pieza de vacuno muy sabrosa y una buena alternativa a carnes más caras. El despiece que se encuentra en las carnicerías normalmente es la falda de la ternera de vacas de un año, cortada transversalmente. Lo habitual es que el grosor del corte sea de un centímetro más o menos, pero para hacer al horno mejor algo más grueso, de 2 centímetros está bien. Para la brasa se recomienda incluso de 4 o 5 centímetros, más al estilo asado de tira argentino.


39 vistas